Como Quitar El Humo Azul De Mi Carro

Recuerda que el aceite quemado en la cámara de combustión asimismo puede dañar elementos como el catalizador o el filtro de partículas del coche – si lo tuviese. Si por nuestro escape comienza a manar un denso humo blanco, poseemos un severo problema. No debe malinterpretarse con el humo blanquecino procedente de la condensación, estamos hablando de una pantalla muy densa de humo blanco.

Las averías o fallos relacionadas con el color del humo gris son bien difíciles de detectar. En el momento en que es muy espeso, puede ser indicativo de una falta de aire en la combustión por fallos en el sistema de inyección o de inconvenientes con el turbocompresor. Con una junta de culata rota, lo destacado es parar el vehículo, y que una grúa lo lleve a un taller, donde se podrá saber los daños que se han producido en el motor.

Si detectas alguno de los colores que te vamos a especificar, acude lo antes posible a tu taller de confianza. Con suerte, te lograras ahorrar algo de dinero, puesto que detectarán pequeñas averías o fallos que, transcurrido un tiempo, se tienen la posibilidad de transformar en problemas mayores y, como tiende a suceder, conllevarán un gasto de reparación superior. Para evitarlo, en ocasiones, sencillamente bastará con llevar a cabo una pequeña puesta a punto. Todas y cada una de las indicaciones que haces van por el camino del sistema de refrigeración y si sale humo blanco es que está quemando refrigerante, por el hecho de que si solo fueran fugas en sitios del circuito fuera del motor ya que no saldría dicho humo.

Causas Del Humo Azul :

Además de esto, un híbrido de Toyota da las mismas o mejores sensaciones que un coche con motor térmico, añadiendo un extra de eficiencia a la fórmula que hará que te olvides de las limitaciones a los vehículos más contaminantes en las enormes urbes. ¿Qué es el metaverso y cómo afectará a la industria del automóvil? Este nuevo mundo virtual parece coger mucha fuerza entre empresas esenciales del mundo y es normal que el automóvil forme parte de él.

como quitar el humo azul de mi carro

Si tu vehículo, ya sea diésel o gasolina, expulsa humo azulado por el escape, es pues el motor está quemando aceite. El tono de este humo está a caballo entre el blanco y el azul, y es distinguible por un olor muy característico, no demasiado diferente al del aceite de cocina quemado. Entre las causas en varios coches modernos es una fallo en el turbocompresor, como te hemos contado en este artículo. El carrete del turbo ha perdido estanquidad y el aceite que lo lubrica entra en la admisión, mezclándose con el aire y quemándose en la cámara de combustión. Si tu coche es diésel y no posee filtro de partículas, que el escape humee al acelerar con fuerza no es señal de fallo alguno en el motor. Ahora bien, no es muy normal que al acelerar a fondo mires en tu retrovisor una espesa nube de humo negro.

Humo Azul

Si la junta cuya misión es hacer estanqueidad entre el bloque motor y la culata, está deteriorada, podría colarse aceite a la cámara de combustión, volviendo a producirse humo azul a través del tubo de escape. Esta acumulación de hollín puede estar derivada de una conducción que abuse de marchas largas, o una excesiva circulación urbana, donde el motor no llega a lograr su temperatura óptima de desempeño. Una aceleración fuerte quemará parte de estos depósitos – en la EGR y el sistema de escape, singularmente – que van a salir despedidos por el escape, en forma de una densa humareda de color negro. Otro motivo puede ser una “toma de aire” – una fisura, hablando en plata – en el circuito de admisión del coche, así sea mediante algún manguito o elementos como el intercooler.

Al pasar a la cámara de combustión, este aceite se quema en conjunto con el comburente y el aire dando sitio a que salga por el tubo de escape este humo azulado que en algunas ocasiones huele un poco a aceite quemado. Si tu vehículo emite humo azul, así sea un motor diésel o un motor gasolina, en todos los casos se debe a que hay un consumo de aceite indebido, y este aceite pasa a la cámara de combustión en el momento en que no debía llevarlo a cabo. También nos podemos encontrar con que nuestro coche eche humo azul por el tubo de escape con un fragancia fuerte a aceite quemado. En este caso, quiere decir que entra aceite de motor en las cámaras de combustión, donde se quema con todas las explosiones. Tiende a suceder habitualmente en los turismos mucho más viejos y con más kilómetros. Cuando el humo es de color negro y sale normalmente al acelerar, la avería mucho más frecuente esuna excesiva cantidad de comburente que no se está quemando correctamente.

Humo Blanco Con El Motor En Frío Sin Olor

Si observas que el humo que sale por el tubo de escape de tu automóvil es de color azul, lo mucho más seguro es que el aceite entra en la cámara de combustión; esto es, se está quemando en demasía. Por dicha razón, esta fallo frecuenta ir acompañada de un olor a tostado. Si sale humo de este color acompañado de un olor fuerte al comburente se debe que la combustión no se hace correctamente. El humo blanco no es vapor de agua, sino que se trata de el carburante evaporado que no se ha podido aprender.

Si el humo blanco esmás denso y no se disipa fácilmente, puede deberse a una mala puesta próximo del sistema de inyección. Sin embargo, en los diésel, el fallo puede deberse a que uno o varios de los calentadores no está funcionando como debería. Los inconvenientes de inyección de combustible suelen venir acompañados de otros síntomas como tirones. Si el humo es blanco y espeso al poner el vehículo en marcha y luego deja de salir, podríamos estar ante una fallo en el sistema de inyección de un motor diésel.

Las causas mucho más probables son la obstrucción en el filtro de aire, los sensores de la inyección, la válvula EGR, los inyectores o el regulador de presión de comburente. Uno de los principales indicativos de que algo no marcha como debería en el motor de tu vehículo es el color del humo que sale del tubo de escape. No todos y cada uno de los humos son iguales y ciertos de ellos pueden indicar posibles problemas mecánicos, de este modo que vamos a analizar cada caso específico para saber cuál podría ser la fallo. Si nuestro coche echa humo negro a bajas revoluciones y es diésel, el problema lo contamos en la carbonilla que se forma en estos motores. Para reducir la proporción de humo expulsada, es bueno llevar el vehículo a unas 3.000 rpm a lo largo de cinco o diez minutos a fin de que limpie el escape y deje de echar humo negro. Además, es un consejo muy recomendable en caso de que debamos acudir a la ITV.

El Humo De Nuestro Vehículo

Tras un “culatazo” – que se suele generar en motores con una edad y kilometraje elevados – una reconstrucción completa se encuentra dentro de las opciones, pero en muchos casos no compensa económicamente. Este color puede ser debido por el exceso de combustible que entra en los cilindros y que por ende no se quema de forma correcta. Será necesario revisar el sistema de inyección de nuestro vehículo para saber donde se encuentra el problema. Las averías o fallos son uno de los mayores quebraderos de cabeza de los conductores, así que detectarlas a tiempo es vital para evitar disgustos mayores.

Tengo una VW caddy 1.9 tdi, daba problemas y tirones, se le ha sustituido el caudalimetro, la valvula egr y el catalizador. En este momento, lo que le sucede es que da inconvenientes de opacidad de los humos. Deberia ofrecer 0,6 segun fabrica y da 2,9 -3.2 y no baja por mas que se caliente. Si andas cansado de humos,con los híbridos de Toyota lograrás un ahorro por todos lados, tanto por consumo como por mantenimiento.

Esto pasa por el hecho de que el vacío que se genera en los cilindros es mayor en estas circunstancias (de acelerado tras un ralentí largo o al dejar caer el acelerador) y por tanto entra más aceite que se cuela por los cilindros incrementando el color azul del humo. Que el motor gaste aceite en demasía y que el humo azul sea más intenso al acelerar en el momento en que el coche ha estado a ralentí un tiempo o cuando soltamos el acelerador al disminuir las revoluciones. Estas averías o fallos suelen tener un coste de reparación prominente, pero se puede complicar todavía mucho más el asunto si no se arreglan a tiempo, puesto que pueden derivar en problemas de sobrecalentamiento que afecten a otras partes vitales de la mecánica. Si ese humo sale cuando se prende el motor en frío, puede ser simplemente agua condensada cuyo vapor desaparece en uno pocos minutos circulando. Eso sí, debemos tener en cuenta que esto se podrá detectar en automóviles con una antigüedad media mayor a las dos décadas, que en el parque automovilístico español, no es algo extraño hallar. En los turismos fabricados posteriormente, el catalizador se encarga de absorber gran parte de los gases, con lo que no se apreciaría este tono azulado.