Como Saber La Talla De Casco De Moto

Si te presiona las mejillas, sin hacerse molesto, es buena señal. Al cogerlo por el mentón y moverlo lateralmente deberás notar que se mueve toda tu cabeza, no el casco. Hay que medir el contorno de la cabeza del peque, y posteriormente, escoger el casco conveniente según las medidas de la talla de equivalencias. Aquí hay que tener en cuenta, que muchas firmas únicamente fabrican solo una talla de casco para niños, que muy frecuentemente suele ser la XXS o “tamaño junior”, y que podría no ser la adecuada para tu hij@.

Y es que, la mayoría de fabricantes, tienen disponibles cascos talla XXXL. No todos los cascos de moto son iguales, y en dependencia de la marca, las tallas podrían cambiar ligeramente. Por poner un ejemplo, podrías requerir la talla M de una marca y te va a quedar perfecto, pero exactamente la misma talla de otra marca puede quedarte pequeño o grande. Por si fuera poco, un casco demasiado grande puede ocasionar lesiones en la cabeza, la mandíbula, el cuello o la nariz sin precisar sufrir un accidente. Por todas estas causas, elegir las tallas del casco de la moto no es algo que deba hacerse a la ligera, pues es nuestro mejor aliado circulando en moto.

Busca La Equivalencia En La Tabla De Tallas:

Hay cascos que se amoldan mejor a cabezas redondas, otros a cabezas mucho más alargadas, con aproximadamente nariz… Pero ahí únicamente el probarlos y la experiencia te harán localizar con el que más a gusto estés. A continuación, debemos revisar que la almohadilla superior presiona firmemente la cabeza, que las almohadillas laterales tocan tus mejillas y que no hay espacio cerca de la ceja bajo el revestimiento interior.

Una vez lo tengamos atado, comprobaremos que al intentar mover el casco de enfrente hacia atrás y de atrás hacia enfrente, se mantiene fijo. Primero te aconsejamos probar los movimientos laterales.Sosteniendo la cabeza firme y mirando al frente, trata de desplazar con tus manos el casco hacia los lados, y hacia abajo y hacia arriba. Una vez que tengas el casco puesto, trata de visualizar si hay algún punto en el que sientas una presión excesiva. Ahora, y sin dejar caer las cintas, colócalo sobre tu cabeza y tira hacia abajo con ayuda del agarre de las cintas, para introducirlo en tu cabeza.

Cascos De Talla M :

Todas estas comprobaciones deben probar una correcta sujeción del casco. Si no es así, será necesario seleccionar otra talla y repetir este trámite. Más tarde, tienes que saber la equivalencia que tiene tu cabeza con las tallas que ofrece el fabricante. Por suerte, la mayor parte de ellos utilizan criterios similares, por lo que será posible seleccionar el casco que mejor se ajuste a tus pretensiones. Por otro lado, tienes la opción de escoger entre los integrales (están fabricados de una pieza y protegen asimismo el mentón y la cara) y los jet(son más rápidos y proponen un extenso campo de visión).

Cuando vayas a ponértelo, coge las dos cintas laterales y coloca el casco en tu cabeza. Después, procura contrastar si existe algún punto donde puedas sentir una presión que estimes excesiva. Para realizar esta medición, utilice una cinta métrica poniéndola cerca de su cabeza, aproximadamente unos 2 centímetros por encima de la línea de las cejas. Si no hemos mirado las tallas de cabeza para cascos y el casco nos viene grande, este se moverá en demasía y podría aun levantarse al lograr grandes velocidades. En caso de impacto, podría aun escaparse aun llevándolo abotonado, ya que la correa podría romperse.

Pasos Para Escoger Un Casco A Tu Medida

Sabiendo esto, lo segundo es encontrar un casco que se adapte a la perfección a la anatomía de la cabeza eligiendo la talla correcta. En el momento en que vayas escoger tu casco de moto, tómate tu tiempo, no te decantes solo por la estética y prosigue estos 8 pasos para elegir la talla de casco de moto correctamente. Esto les transporta a seleccionar tallas mucho más enormes de cascos de las que corresponden. Sea por tranquilidad o por estar mal informados, varios motoristas eligen cascos que al ponérselos hay espacio para ingresar un dedo entre la mejilla y el acolchado del casco. La seguridad a la hora de circular por carretera es fundamental para evitar lesiones graves en caso deaccidente, algo bastante más esencial si viaja en bicicleta, en motocicleta o ciclomotor.

como saber la talla de casco de moto

Bastante gente, ya sea por tranquilidad o pues están mal informados, optan por escoger cascos en los que sean capaces de ingresar un dedo entre el acolchado del propio casco y la mejilla. Algo que no solo es erróneo, sino más bien también peligroso, ya que es esencial que el casco esté de manera perfecta apretado. Entre los fallos mucho más habituales es comprarse un casco ligeramente holgado bajo la sensación de que vamos a estar mucho más cómodos o pasaremos menos calor. O sea algo sumamente peligroso, en tanto que si nos damos un golpe corremos el riesgo de que salga despedido o que no absorba bien la energía del encontronazo, causándonos lesiones en la cabeza, en la nariz, la mandíbula o el cuello.

El forro interior del casco debe ajustarse bien alrededor de la cabeza, y en el momento en que intentemos moverlo debemos sentir que el casco mueve la piel de nuestra cara. Para evitar probables accidentes y lesiones en la cabeza, es de vital relevancia que conozcascomo entender la talla de casco para motocicleta. Así, lograrás las máximas garantías de seguridad en el momento en que conduzcas tu motocicleta. No obstante, si su cabeza es de un tamaño superior, siempre queda la oportunidad, de la misma ocurre con las tallas de casco para niños, de pedir al proveedor que le fabriquen un casco a la medida particular para usted. Quizás nos cueste trabajo conseguir cascos para cabezas bastante pequeñas, pero no vamos a tener problemas para hallar cascos para cabezas enormes.

Ajusta las cintas para que, con el casco abrochado, puedas meter un dedo entra tu cinta y tu mentón, con relativa contrariedad. Toma nota de los centímetros que mide el contorno de tu cabeza para lograr comprobar la equivalencia en talla estándar. La talla M o media se corresponde con unas medidas de entre 57 y 58 centímetros. Si está con este problema, siempre y en todo momento tiene la posibilidad de soliciar un casco infantil fabricado a medida. Naturalmente, tenga presente que el valor del casco será mayor si lo pide con una medida particular. Debemos cambiar la correa de la barbilla lo mucho más fuerte posible debajo de la mandíbula sin causar dolor pero asegurándonos de que no quede holgado.

Y tan esencial como la talla es el material con el que estén fabricados y su nivel de protección. Aquí hay que destacar también la importancia de probárnoslo pausadamente y llevarlo con perfección abotonado, algo que no hacen todos los motoristas. En caso de tener una cabeza con un tamaño superior, al igual que ocurre con los niños, también estaría la oportunidad de hacerte con un casco hecho a la medida.